Menú

Experiencia Huemules

Nos gusta vivir experiencia distintas al resto, esas experiencias que te abren los sentidos y te dejan ir más allá. Fue por eso que decidimos ir a Huemules un lugar donde conectas con la naturaleza. 

¿Como llegar?

En nuestro caso partimos de la ciudad de San Carlos de Bariloche hasta la ciudad de Esquel.  Una vez desde Esquel tomamos la avenida Fontana y comenzamos la subida hasta cruzar la entrada a la laguna zeta. Seguimos camino y pasamos por el puente del rio percy. Luego de eso el camino esta señalizado con carteles que tienen el logo de huemules. Es super fácil el acceso y casi imposible perderse. 

Recomendaciones

El hotel tiene traslados de la ciudad de Esquel hasta Huemules. Es una buena opción para quienes vayan en avión y no tengan movilidad propia. 

Bienvenida a Huemules

Nos esperaban a las 13 hs para hacer el check in y disfrutar de su primer plato gastronómico. Huemules, no es solo una experiencia de dormir en un domo, sino que también ofrece un mangar de sabores. 

Nos recibieron con mucho cariño y nos acompañaron a deleitar un pollo al disco con papas. Así arrancábamos nuestros primeros minutos en este hermoso paraíso. Luego del almuerzo nos dirigimos a nuestro domo, el número 4. El cual se llama “Florencia”, cada domo tiene el nombre de un integrante de la familia. 

Conociendo el DOMO

Los domos están super equipados para no pasar frió y tener todas las comodidades en un mismo lugar. Hay varías opciones matrimonial, twin o triple. Nos acostamos y despertamos mirando el paisaje. Eso es lo más lindo de la experiencia. Lo bueno es que tiene baño en suite, esto no nos había pasado en otras experiencias en domo. Las habitaciones están en la naturaleza. El viento que pasa por las copas de las lengas, el canto de los pájaros, el sonido del arroyo, serán parte de la experiencia de dormir en el bosque. La distribución de los domos está pensada para permitir una máxima privacidad. Cada huésped dispone de su deck privado y vistas abiertas desde su habitación.

Primera excursión

La reserva ofrece 6200 hectáreas de bosque andino patagónico con innumerables circuitos para realizar actividades en la naturaleza. La estadía incluye diferentes tipos de  excursiones diarias con variados niveles de exigencia para elegir. La primera excursión que elegimos fue una cabalgata de dos horas. Los caballos son super mansos y están muy bien cuidados.  Disfrutamos mucho de lo que nos contaba nuestra guía sobre la flora y fauna del lugar. 

Siesta con el sonido de la lluvia

Luego de la cabalgata dormimos una siesta con el sonido de la lluvia caer sobre el domo. Es una experiencia hermosa poder estar en el medio de la naturaleza sin pensar en nada más. 

Por la noche

La primer cena fue una entrada de verdura. En el primer plato nos deleitamos con una trucha acompaña de rissoto de quinoa. Y de postre “la bomba” un volcán de chocolate. ¿Sabían que el cocinero solamente tiene 23 años? Cocina como los dioses y hace que la experiencia de Huemules se vuelva más enriquecedora. 

Sacando fotos a las estrellas

Desde la puerta del domo se podía ver la vía láctea, sin tener que ir más lejos que eso. Incluso si apagábamos todas las luces, podíamos verlas acostados desde la cama. ¿No es una maravilla? Poder contemplar a la naturaleza desde la cama es una regalo único. Esto fue el resultado de la primer noche. 

Excursión tempranito

Nos despertamos para desayunar a eso de las 9 am y a las 11 salimos a realizar un trekking que nos llevo unas cuatro horas y media. Fuimos hasta el filo de la montaña, entre subidas y bajadas aproximadamente unos 6 km. 

Tuvimos la suerte de que nos nieve y poder disfrutar de estos increíbles paisajes blancos. Nuestro trekking fue hasta una laguna esmeralda que se encuentra en el complejo, pero hay distintos tipos de caminos en verano. Acá podrán ver el mapa de Huemules con las actividades que tienen. 

Luego del trekking...

Seguía la llovizna y estábamos tan cansados que nos dormimos una siesta con el sonido de la lluvia. La paz y la tranquilidad que hay en Huemules te permite descansar y acumular energías. 

Por la noche, nos esperaban con una entrada de shuffle de calabaza y de primer plato goulash de cordero. Nos volvimos rodando! Estábamos listos para disfrutar de una nueva noche de estrellas! Esta vez fue más intensa. Acá les dejamos una foto. 

La experiencia es imborrable

Más allá de que fue una invitación y super agradecemos a huemules! La experiencia no tiene desperdició. El lugar es de maravilla y la atención de Santiago y su gente es maravillosa. Realmente hacen que te sientas como en casa. 

Si quieren saber más sobre Huemules pueden entrar a su página web https://huemules.com o enviar un mensaje a reservas@huemules.com.

Por otras preguntas escribinos a somosviajaresvivir@gmail.com o Click Aquí

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos Lucas y Tamara juntos formamos VIAJAR ES VIVIR, la comunidad y blog de viajes desde la Patagonia Argentina al mundo.
Nuestra misión es inspirar a todo aquel que tenga ansias de viajar. Relatos, consejos e inspiración.
¿Quieren saber más? Click aquí

Experiencia Huemules

Facebook Twitter Instagram Experiencia Huemules Nos gusta vivir experiencia distintas al resto, esas experiencias que te abren los sentidos y te dejan ir más allá.

Leer Más >>

Edinburgh’s Hogmanay

Facebook Twitter Instagram HOGMANAY, EL FIN DE AÑO EN EDIMBURGO Después de la navidad, Edimburgo se prepara para acoger una de las celebraciones de fin de

Leer Más >>

Full Moon Party

Facebook Twitter Instagram Full Moon Party: Locura y desenfreno! Koh Phangan, isla conocida en el mundo entero ya que es aquí donde se celebra la famosa Full

Leer Más >>

© Somos Viajar es Vivir 2018 – Powered by RYOKAN

Translate »