Un crucero por Halong Bay

Antes de empezar a hablar sobre mi experiencia en Halong Bay, les voy a contar porque deben visitar esta hermosa bahía. Cuenta una leyenda local, que un dragón se lanzó al mar en la mágica Bahía de Halong y al caer agitó la cola sobre el fondo del mar provocando grietas y valles, que dan formas a las pintorescas rocas con misteriosas cuevas. En Noviembre del 2011, la Bahía de Halong fue declarada una de las siete maravillas naturales del mundo, formando parte del patrimonio de la humanidad por la Unesco. Halong Bay es una de las maravillas de Vietnam: si estás en Hanoi o en cualquier ciudad del norte, no podes NO ir a la Bahía de Halong. Es como ir a Misiones y no visitar las Cataratas del Iguazú, o como estar en Beijing y no ir a la gran muralla china. Halong Bay es una parada obligada.


​Conozco de mucha gente que fue estafada en el tour por una mala elección. Hay infinidades de agencias que ofrecen el servicio y casi todas ofrecen lo mismo, hay que tener cuidado con cual contratar porque algunas no te terminan cumpliendo con todo lo que te ofrecen en un principio. En mi caso todo fue según lo pactado, tuve la posibilidad de contratarlo mediante Phuong Minh Mina (https://www.facebook.com/phuong.minami). Ella fue una recomendación de gente que ya había viajado y le había salido todo bien. Se puede ir a Halong Bay en el día (no lo recomiendo ya que son cuatro horas de colectivo de ida y cuatro de vuelta, lo cual deja muy poco tiempo para la navegación), dos días/una noche (creo que es suficiente) y tres días/dos noches (una noche se duerme en el barco y otra en un hotel en la isla de Cat Ba). Nosotros hicimos la de 1 noche en la bahía y fue todo un éxito.
Día 1
Entre las 8:00 y las 8:30 hs nuestro guía y chófer no recogió en el hotel y punto de partida para empezar este camino hacía Halong Bay. Después de 4 largas horas en minibus llegamos a la isla de Tuan Chau y estuvimos en un café durante unos 15 minutos antes de embarcar, para que alrededor de las 12:30 pudimos subir al crucero, vale aclarar que fuimos en mayo y hacían unos 38 grados. Como siempre en Vietnam te reciben con una rica bebida de bienvenida, mientras te muestran la habitación que te toco. 
Nosotros como era una experiencia única, decidimos contratar la pieza que tenia balcón privado. Salia un poco mas caro, pero lo valía. Para el almuerzo el crucero pasa por varios islotes y la zona de pescadores de Hoa Cuong, unas vistas increíbles mientras se disfruta de una comida típica Vietnamita.

Luego del almuerzo nos llevaron a la cueva oscura de la bahía o mejor conocida como Hang Sung Sot. La misma se encuentra a unos 30 metros de la entrada, se puede acceder a unos escalones tranquilamente. Sorprende ver que el techo muestra tanto estalactitas en algunas zonas como ondulaciones en otras. Al llegar arriba podes tener una vista increíble de la bahía.

Perderse entre los islotes

Para continuar con la recorrida, nos llevaron a andar en Kayak. Te podes perder entre los islotes siempre siguiendo un camino. Era nuestra primera vez en realizar este tipo de actividades y debemos de admitir que nos costo un poco. Sobre todo cuando pasa un crucero y las olas pegan hacia tu kayak con posibilidad de caerte. Pero sin dudas lo volvería a realizar, ya que, es una experiencia única de vivir, con una paz inigualable. Luego de esto volvimos al crucero para prepararnos para la cena de la noche. La puesta de sol, fue espectacular. Nos sentamos en la terraza a esperar este espectáculo. Mi crucero se anclo en Ho Dong Tien, pero esto puede variar, ya que se dispersan para entrar a diferentes cuevas y que siempre la cena sea muy intima. No mas de 8 personas por crucero. 

Alrededor de las 20 hs te pasan a buscar en un barco por el crucero y te llevan hasta una cueva especialmente preparada para este momento. Cantidades de velas por toda la cueva iluminando. La cocina la realizan en la misma cueva y es todo pescado del día (Cangrejo, salmón, etc), acompañado de un rico vino. Para terminar la cena los vietnamitas te cantan una canción y es muy conmovedor. La realidad es que una experiencia única. Les dejo fotos para que puedan ver lo que vivimos.

Día 2
Comenzar el día viendo los paisajes de la bahía es todo una experiencia única. No se explica esa sensación de abrir la cortina y ver esos islotes gigantes, te sentís muy pequeño. Durante la noche no se siente movimiento. En los teléfonos no hay señal, por lo que por dos largos días estas totalmente incomunicado.  Tuvimos la oportunidad de visitar uno de estos islotes. Con dos atractivos por resaltar:  una playa paradisíaca  y una escalinata de casi doscientos escalones que lleva al visitante a la cumbre, desde dónde hay una buena panorámica de la bahía. Al regresar nos esperaban en el crucero con un gran buffet con demostración de cocina y armado de roll vietnamitas. Otra de las grandes atracciones: SU COMIDA. El buffet Brunch se sirvió mientras el crucero se encuentra de regreso al muelle. Para que calculen la vuelta a hanoi es alrededor de las 16:00 hs, así que ese día lo tienen perdido. Recuerden que son 4 horas de vuelta de la bahía hacia hanoi.
Las cuevas, playas, senderismo, pueblos flotantes, pequeño mercado flotante es lo que encontrarán en este sitio que describen en una palabra: mágico.
 
Son cada vez más los que se plantean si la bahía ha perdido su gracia, si está muy masificada, si merece la pena ir…y un largo etcétera. Esto depende de gustos y lo mejor para comprobarlo, es vivirlo y que nadie decida por nadie. Pero sabemos que siempre viene bien una opinión de alguien que haya estado y desde nuestra más sincera experiencia, SI MERECE LA PENA IR A LA BAHÍA DE HALONG Y MUCHO.

Somos Lucas y Tamara juntos formamos VIAJAR ES VIVIR, la comunidad y blog de viajes desde la Patagonia Argentina al mundo.
Nuestra misión es inspirar a todo aquel que tenga ansias de viajar. Relatos, consejos e inspiración.
¿Quieren saber más? Click aquí

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Una respuesta a “Un crucero por Halong Bay”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Somos Viajar es Vivir 2018 – Powered by RYOKAN

Translate »